Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Sergéi Eisenstein 

Para Chingón, Chingón y Medio, s/f

Tinta sobre papel

Colección Carlos Monsiváis/ Museo del Estanquillo


El cineasta ruso Sergei Eisenstein viajó a México en diciembre de 1930 proveniente de Hollywood con la finalidad de realizar un filme que retratara las costumbres, leyendas y modo de vida de los mexicanos. El proyecto quedó inconcluso, sin embargo la cinta, varias veces editada sin su autorización, se exhibió en Estados Unidos y Europa y sin duda alguna puso de manifiesto su talento como artista del séptimo arte en el rodaje ¡Que viva México!

Otra de las facetas de este artista – y muy poco conocida – fue su habilidad para el dibujo. Durante su estancia en México (1930-1932) realizó varios dibujos de corte homo-erótico algunos de los cuales obsequió a sus amigos entre quienes se encontraba el pintor y crítico de arte Carlos Mérida. Hacia finales de la década de los años sesenta Carlos Mérida obsequia seis de estos dibujos a los dueños de la galería ARVIL, Armando Colina y Víctor Acuña. Dada la cercanía y amistad entre estos últimos y el fundador del Museo del Estanquillo, con el tiempo estos dibujos pasan a formar parte de las colecciones Carlos Monsiváis.

La obra seleccionada para su exhibición como pieza del mes Para chingón, chingón y media, da cuenta del fino humor del cineasta para entender y expresar muy a su modo de ver uno de los estereotipos más difundidos en su época: el machismo mexicano.

La exhibición de esta pieza pone de manifiesto la profunda amistad que existió entre Carlos Monsiváis y la Galería ARVIL, la cual en el 2019 cumplió 50 años. Muchas felicidades a Armando Colina y a Víctor Acuña, todos los que colaboramos en este Museo les deseamos muchos años más de éxito como servidores de la cultura.